Lectura Hoja De Coca. Utilizada como intérprete en ceremonia sagrada Inca, las hojas de coca son un guía de comunicación u oráculo espiritual para acceder el futuro, presente y pasado. A través de las hojas de coca el PAPACHO. se conecta utilizando poderes energéticos de sus antepasados, permitiendo hacer un diagnóstico y orientación general de su estado personal. El PAPACHO andino interpreta claramente lo que los oráculos dicen, ayudando a reconocer e interpretar lo bueno o malo de su destino y como transmutar lo negativo en positivo. Contribuye a aclarar las dudas, detecta problemas, lo asesoramos con una orientación ayudando a solucionar y mejorar en todas sus decisiones personales. El propósito es conversar con la fuente creadora del universo, mediante las hojas de coca, pediremos y agradeceremos por los beneficios recibidos. También realizamos la lectura de hojas de coca a distancia, requerimos una foto actual de la persona, puede ser escaneada y enviada por correo, la consulta podría ser por teléfono o correo electrónicoPara los entendidos y los creyentes de su poder oracular, la lectura de hojas de coca es altamente preciso, y solo superado con los oráculos de los antiguos apus. La práctica y enseñanza de su lectura es por vía familiar, por lo que existen muy pocas personas no procedentes del ande, que saben interpretar las hojas; esos pocos, han obtenido el conocimiento al contraer nupcias con un miembro de una familia que practique su lectura, por lo que podemos asegurar que no es necesario ser de origen indígena para conocer este método oracular, aunque hay que recalcar que son pocos los afortunados. Se acostumbra extender un tejido hecho a mano, para servir de campo para la consulta; esta es preferentemente de color rojo. El rito inicial consiste en pedir a la pachamama permiso para “leer la coca”, con oraciones en quechua o aymara, tocar la campana hacia los cuatro puntos cardinales y con unas cuantas hojas de coca, ofrecerlas simbólicamente con la mano alzada, también a los cuatro puntos cardinales. Las hojas se interpretan de varias formas: a mayor cantidad de hojas mostrando su cara frontal (de verde intenso), la respuesta a la pregunta será positiva, y negativa en el caso contrario; igualmente, la proximidad a las hojas grandes en los extremos, es interpretada de la misma forma. De igual manera, el conjunto de hojas sobre el manto, forman figuras que son interpretados por el oficiante, utilizándolas para conectarse por medio del inconsciente colectivo, con sus antepasados, logrando así información tal como fechas en meses, días y años, nombres y la descripción de lugares lejanos en el tiempo y el espacio, así como sucesos con el mínimo de detalles: esta cualidad más bien mora en el oficiante, pudiéndose encontrar en los países andinos, individuos capaces de obtener información realmente pasmosa, por medio de la planta sagrada de los incas.